VIDEO: Horribles imágenes de la masacre en Puerto Guzmán-Putumayo

Hacia el medio día del lunes 21 de noviembre, perros y aves carroñeras comenzaron a comer parte de los cuerpos, mientras los pobladores los espantaban.

Hacia las dos de la tarde del sábado 19 de noviembre, los habitantes de las veredas Los Pinos y Las Delicias, sector de Las Perlas, jurisdicción del municipio de Puerto Guzmán, departamento del Putumayo, comenzaron a escuchar ráfagas de armas largas, seguidas de fuertes explosiones que hacían temblar las viviendas, en su mayoría construidas en madera.

Gruesas columnas de humo negro comenzó a levantares de los matorrales, mientras las ráfagas continuaban sin cesar y se escuchaban gritos emitiendo palabras gruesas, pero también horrosos alaridos de dolor.

Ver primer video con imágenes muy sensibles:

Los pobladores de la zona, presas del miedo, se metieron bajo las camas y las mesas largas de madera para proteger a sus niños, pues los silbidos de las balas retumbaban en las cubiertas de las casas y se escuchaba caer sobre el zinc mohoso, elementos como hojas de árboles que las enfurecidas balas arrastraban a su paso.

Ver segundo video con imágenes muy sensibles:

¡Gloria a Dios! ¡Protégenos! ¡Poder del Señor líbranos! Gritaban las mujeres en su mayoría pertenecientes a la Iglesia Pentecostal, mientas los hombres oraban en silencio. Los perros ladraban lastimosos, pero tampoco salían de sus casas, pues intuían el inminente peligro. Los caballos relinchaban de miedo sobre los criaderos de pasto brachiaria, que pronto se fue tornando oscuro ante la nube de humo proveniente del sitio donde se libraban los cruentos combates.

Tres grupos se disputan la zona

En el municipio de Puerto Guzmán, después de la desmovilización del frente 32 de las farc y parte del 15 en límites con el municipio de Curillo, departamento del Caquetá, se quedaron reductos de hombres armados que no se reincertaron a la vida civil. Pronto recibieron apoyo de disidentes del frente 48 cuya área de operaciones fueron los municipios del Bajo Putumayo, formando así lo que se conoce como ‘Los Sinaloas’.

Hacia el año 2020 llegaron hombres y mujeres de la llamada ‘Nueva Marquetalia’, quienes pronto casaron pelea con los Sinaloa. A comienzos del 2021 incursionó una comisión del llamado frente ‘Carolina Ramírez’ que llegó procedente de la región de Yurilla. Este grupo lo dirigía el difundo ‘Gentil Duarte’ y ‘Antonio Medina’ desde el departamento de Arauca.

Así se formaron tres grupos armados, quienes comenzaron a reclutar jóvenes de ambos sexos y a controlar el negocio de la coca en la zona. Pero también empezaron los enfrentamientos entre ellos, matando uno, dos, lo que fue convirtiendo esta zona en un lugar de permanentes combates donde la población civil está al medio de tres actores armados.

Comunicado del Frente Carolina Ramírez de las Farc

Resultados de la batalla del sábado

Durante la cruenta batalla del pasado sábado que terminó hacia las ocho de la noche, donde el frente ‘Carolina Ramírez’ utilizó fusilería y cilindros bomba para atacar a un grupo de los llamados ‘Comandos de la Frontera’, habrían 23 personas muertas, contabilizadas por el propio parte de guerra entregado por ese grupo disidente alzado en armas. Se desconoce el número exacto de muertos y heridos.

Al centro poblado de José María del municipio de Puerto Guzmán fueron llevados en volqueta un total de 18 cuerpos con señales de quemaduras en su piel, por la acción de los cilindros bomba, el domingo 22 de noviembre en horas de la tarde.

Hacia el medio día del lunes 21 de noviembre, perros y aves carroñeras comenzaron a comer parte de los cuerpos, mientras los pobladores los espantaban, pero ante el mal olor expelido de los cuerpos la gente no se acercaba.

Solo hasta las cuatro de la tarde del mismo lunes arrimó a la zona una compañía del batallón de Selva No. 10 del Ejército Nacional para acordonar el lugar y así permitir a las unidades especializadas del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía, quienes llegaron desde la ciudad de Florencia hasta Puerto Guzmán, el ingreso para realizar los actos urgentes y hacer el levantamiento de los cuerpos.

Sin embargo, una fuente militar le dijo a este medio que esa labor solo será posible el martes 23, pues las tropas del Ejército apenas entraron en una operación barrido para asegurar el área y poder prestar seguridad a los entes investigativos. De igual manera se conoció que los cuerpos serán llevados hasta el municipio de Curillo, departamento del Caquetá.