Al alcalde de Pitalito le reaparece el fantasma de la revocatoria

La constante inseguridad ciudadana, las políticas represivas de Intrapitalito, altos impuestos y cobros coactivos a personas naturales y jurídicas, ha multiplicado la impopularidad del alcalde, por lo que podría ser revocado.

Como el Ave Fénix de la leyenda Azteca, emergió de las cenizas el tenebroso fantasma de la revocatoria en el municipio de Pitalito, donde el comité organizador de este proceso que parecía agonizante, está de plazenes por su resurrección.

La reaparición del fantasma se dio en la ciudad de Medellín, donde el Tribunal Administrativo de Antioquia en su Sala Quinta, falló ordenando a la Registraduría Nacional del Estado Civil, que en un término perentorio de 10 días deberá obtener los recursos para convocar a las elecciones del proceso de revocatoria.

Y como la ciudad de Medellín se ha convertido en el referente a nivel nacional, donde el modelo de demandas y contrademandas ha dilatado este proceso democrático, pues los municipios del país que aún faltan para llevar a cabo esta iniciativa popular siguen el ejemplo de allá.

Es por esta razón que la providencia proferida por el órgano jurídico-administrativo de la capital antioqueña será tomado como modelo para municipios como Pitalito, donde igual que allá el burgomaestre de los laboyanos ha venido atajando mediante maniobras jurídicas el proceso.

¿Prosperará la revocatoria en Pitalito?

La inconformidad que existe tanto el el área urbana como rural en el municipio de Pitalito, presagia lo peor para el alcalde Edgar Muñoz Torres.

La constante inseguridad ciudadana, las políticas represivas de Intrapitalito, altos impuestos y cobros coactivos a personas naturales y jurídicas, ha multiplicado la impopularidad del alcalde.

A esto se suma una percepción de falta de autoridad en todos los ordenes de la administración y una percepción de altos niveles de corrupción, que aunque la gente no denuncia por carecer de pruebas, en las calles de la ciudad y en los campos la gente habla de presunto robo exagerado al erario. Esta sensación, por supuesto que ha erosionado la confianza hacia el mandatario de los laboyanos.

Es tanta la inconformidad que un grupo de 10 concejales decidieron apartarse de las directrices del burgomaestre y formaron una coalición que amenaza con empezar un estricto control político en las diferentes dependencias de la administración municipal, a partir del próximo año cuando tome posesión la nueva junta directiva de la corporación.

Ante esta pérdida de confianza en la autoridad municipal el nombre de Edgar Muñoz Torres, es motivo de rechazo por lo que tiene una alta probabilidad de ser destronado de su cargo en caso de realizarse el proceso de revocatoria.

¿Qué pasará si revocan al alcalde de Pitalito?

Si el proceso democrático prospera como es de esperarse y vota la gran mayoría de laboyanos por la revocatoria, dando la victoria al comité organizador, no habrá lugar a convocar nuevas elecciones, sino que el gobernador del Huila nombrará de una terna que presenten los partidos que avalaron la elección de Edgar Muñoz Torres y de esa terna nombrarán al alcalde que regirá los destinos del municipio, por el resto del periodo 2023.