El Huila, una agenda construida desde el río Magdalena como referente

El río es una metáfora y un elemento de vida que vertebra una nación pero para el caso del Huila se segmenta a través de las infraestructuras construidas de las represas del QUIMBO y BETANIA.

Publicidad

El sociólogo y catedrático de la Universidad Surcolombiana, Felipe Narváez Galindez, presentó su ponencia teórica sobre lo que podría ser el departamento del Huila desde la perspectiva ancestral, tomando como referente el majestuoso río Yuma, llamado así por los aborígenes que habitaron esta región, antes de la llegada de los españoles. Posteriormente estos bautizaron este río como La Magdalena, en honor a una Santa de la Iglesia Católica.

Publicidad

La ponencia la hizo durante un conversatorio llevado a cabo la semana pasada en la Universidad Surcolombiana, Sede Pitalito y del cual Felipe Narváez fue uno de los exponentes.

Publicidad

A continuación el texto completo de la ponencia:

Mi ponencia hoy en la USCO sobre la AGENDA SOCIAL DEL HUILA a 20 años:

EL HUILA: UNA AGENDA REGIONAL CONSTRUIDA DESDE EL RÍO MAGDALENA

Nos dice Wade Davis: «El río es Colombia, la razón por la que Colombia existe como país es el río Magdalena y Colombia es un regalo del río».

Lo extrapolo: «El río es Huila, la razón por la que Huila existe como departamento es el río Magdalena y el Huila es un regalo del río». El río es una metáfora y un elemento de vida que vertebra una nación pero para el caso del Huila se segmenta a través de las infraestructuras construidas de las represas del QUIMBO y BETANIA. Son dos espacios artificiosos diferenciados, discriminados por su geografía, economía e infraestructura. Espacios que se deslindan del territorio y sus complejidades, impuestas a las comunidades de modo violento por el mercado y la globalidad.

Publicidad

Es imperativo una agenda que nos permita una organización del territorio, más acorde con las realidades históricas, culturales, sociales y naturales, donde se incluya al río como metáfora y eje de vida. Este río que por su naturaleza y grandiosidad contribuya a cohesionar las diversas y plurales regiones del departamento.

Fals Borda lo dejó muy claro: no se puede limitar a solo mover las líneas de separación política o de reagrupación territorial si fuera el caso para los municipios o el departamento; además, se debe tener en cuenta las siguientes categorías adicionales, para una agenda social integral:

Publicidad
  • El Desarrollo de la autonomía regional
  • El control ciudadano del poder.
  • La Inclusión y participación popular en la toma decisiones.
  • Y sumo uno más: la motivación para la legitimidad de los nuevos movimientos sociales regionales en sus reivindicaciones que van más allá de lo regional, la globalidad.

De esta agenda surgen varias problemáticas:

  • La poca representatividad política en los órganos de poder formal a través de los mecanismos de elección popular en las últimas décadas de la región sur del Huila.
  • La anterior presencia sobre el territorio de grupos militares ilegales(FARC, M-19, ELN y paramilitares) que acentuaron el marco del norte, sur, occidente y centro de un departamento segmentado y difuso.
  • La construcción de un poder político coptado (Jorge Luis Garay) que determina un modelo de agenda clientelar y de intereses ajenos y mercadeables sobre las reales necesidades del territorio.
  • El Narcotráfico y sus agentes con sus intereses en el diseño y el uso del suelo sobre el territorio.
  • Los conflictos regionales entre comunidad y el capital por el agua y los usos diversos del río y sus afluentes.
  • El recurso de legitimidad de «lo políticamente correcto»: el café, el arroz, el aguacate, las explotaciones minero-energéticas del norte y centro, considerados como únicos mecanismos de desarrollo socio-económico que imposibilita otras miradas al modelo de desarrollo, al uso y a la cohesión del territorio.
Publicidad

PROPUESTA EFIMERA SOBRE EL HUILA Y SU TERRITORIO EN UNA AGENDA SOCIAL A 20 AÑOS.

Retomo de nuevo la propuesta de Fals:

  • Modificar los linderos municipales y Departamental según las necesidades e identidades del territorio para solventar las tensiones entre el norte y el sur, en procura de una mejor asignación de recursos, representatividad política e identidad sobre las regiones. Sobre lo anterior Fals Borda, fue muy claro: «hay que hacer un nuevo mapa basado en la realidad».
  • Debemos volver al río como símbolo central que vertebra la vida del territorio huilense y nos hace únicos y afortunados. Pero debemos ir muchísimo más allá como un elemento vivo que debemos cuidar desde los conceptos fundamentales del «Principio de Precaución» y la minimización de nuestra «Huella Ecológica» sobre sus vertientes.
Publicidad

Ese Magdalena que integra todas las partes y nos lleva a una globalidad interdependiente, a ser ciudadanos cosmopolitas y ecológicos, responsables de nuestro medio ambiente y podamos ser ese soplo de arena para que los humanos, como civilización, puedan caminar en este planeta unos cuantos cientos de años más, Harari determina que por la revolución Investigación Artificial(IA) y la Biotecnología no serán tantos, somos las últimas generaciones de humanos como nos conocemos.

Esta agenda debe construirse con elementos vinculantes que ya están y otros que están por construirse como puentes que invoquen un nuevo marco de Identidad Departamental hacia una globalidad conflictiva(Estanislao Zuleta), solidaria, participativa y fraterna, que nos llame a unos objetivos comunes de justicia social desde y para las regiones.

Gracias.

Luis Felipe Narvaez G.
Docente USCO.