La hermana del soldado asesinado en Maito estaba comprometida con otro hombre

Al parecer el día de la gazapera la joven le confirmó al Policía que pretendía viajar a los Estados Unidos para reencontrarse con su pareja anterior.

Publicidad

La manzana de la discordia en la que perdió la vida el joven soldado Alejandro Álvarez Perdomo habría sido su hermana con la que el patrullero Sebastián Cardozo sostenía una relación sentimental.

Publicidad

Le jugaba sucio a su compañero sentimental

De acuerdo al relato de algunos testigos residentes en el centro poblado de Maito, lugar donde se presentó el trágico acontecimiento, la hermana del soldado asesinado tiene, o tenía pues ahora no se sabe cómo termine, una relación sentimental con otro joven de la misma localidad.

Publicidad

Hace algunos meses su pareja sentimental viajó los Estados Unidos en busca de una mejor vida económica, pero siempre sostenían su relación vía internet, dicen las lenguas vecinas del lugar donde ocurrió la tragedia.

Publicidad

«Él la quiere mucho desde hace harto tiempo y por eso se fue para los Estados Unidos a buscar mejores ingresos económicos para poder darle lo mejor a ella», dice una señora que conoce la historia, pero que por razones obvias no podemos revelar su identidad.

También puedes leer:

Sin embargo, la joven al parecer entabló una relación sentimental con el patrullero Sebastián Cardozo desde hace algunas semanas o meses. «Ella le estaba jugando sucio a los dos, porque le ponía ‘cachos’ al muchacho que está en el otro lado y también al ‘tómbo'», agregó la señora.

Publicidad

Le iba a mandar dólares

Según los datos el joven locamente enamorado le había dicho hace algunos días que le iba a enviar unos dólares para que los convirtiera en pesos y se fuera para los Estados Unidos a seguir viviendo con él.

Al parecer el día de la gazapera la joven le confirmó al Policía que pretendía viajar a los Estados Unidos para reencontrarse con su pareja anterior.

Publicidad

Parece que ese mismo día le dijo que rompía la relación sentimental con el uniformado y este al parecer se encegueció de celos, pues el servidor público también se había enamorado locamente de ella.

Alejandro Álvarez, joven soldado asesinado

Hacia las tres y media de la tarde del fatídico jueves 6 de octubre, el patrullero Cardozo se fue con rabia para la casa de la familia de la «cachona» para continuar la discusión, pero esta se habría negado a abrir la puerta.

Dicen los vecinos de forma discreta que el Policía gritaba afuera y golpeó la puerta con mucha rabia. Fue allí cuando el soldado Álvarez, hermano de la muchacha, quien estaba de licencia del batallón donde prestaba su servicio militar, abrió la puerta y discutió con el patrullero.

Luego del altercado el militar cerró la puerta y fue allí cuando el Policía Cardozo desenfundó su arma de dotación (una pistola 9 milímetros) y disparó en 8 oportunidades contra la puerta.

El muchacho al parecer seguía detrás de la puerta y dos disparos perforaron partes vitales de su cuerpo razón por la cual cayó en el interior de la sala, y falleció de inmediato.