VIDEO: Compra y venta de niños, y adolescentes para abuso sexual

Existen casos en que un solo señor compra dos y hasta cuatro jovencitos para llevarlos a sus lujosas residencias, vestirlos con ropa de mujer, hacerlos danzar y coquetear para luego entrar en un frenesí sexual.

Publicidad institucional

En una sociedad donde las mujeres no pueden mostrar sus piernas y menos su rostro, profundamente religiosa y fundamentalista, donde una de las corrientes más ortodoxa del islán domina una gran parte del país, no se explica cómo utilizan niños hombres y adolescente para prácticas abiertamente homosexuales.

Publicidad

¿Qué es el Bacha Bazzi?

El término Bacha Bazzi significa en la lengua persa juego con niños, una práctica muy antigua en las tradiciones árabes que en alagunas regiones fue prohibida por el islamismo, pues esta religión considera el homosexualismo como una aberración pecaminosa.

Sin embargo, en Afganistán esta práctica es muy común, pues hombres adinerados o con gran poder compran niños hombres desde los 10 a los 18 años para vestirlos de mujer, hacerlos danzar en una especie de baile erótico y luego tener relaciones sexuales, y genitales con ellos.

Publicidad

Bacha, juego o niño, Bazzi, hombre sin barba, es decir, estos adolescentes cuando comienzan a tener bellos en sus cuerpos o barba ya no son atractivos para los hombres que los compran y solo les gustan en esa edad cuando los niños tienen una piel tierna, lisa y sus rostros asemejan el de una mujer.

Bacha Bazzi

Sigue siento normal en Afganistán

Durante la invasión de los Estados Unidos y los países aliados a Afganistán, la legislación de ese país prohibió en 2017 esta práctica, incluso estableció castigos penales para quienes incurrieran en esta falta. Sin embargo, a pesar de la prohibición se continuó realizando de forma clandestina y en lagunas provincias apartadas del país.

Video cortesía de la televisión española

Ahora, con la llegada de los Talibanes nuevamente al poder, el Bacha Bazzi volvió a ser libre y diversos grupos defensores de los Derechos Humanos y de los niños, denuncian que en todas partes se compran niños y adolescentes para continuar con sus orgías sexuales.

Publicidad

Incluso, hay sitios en la capital afgana, Kabul, donde compran niños y luego los revenden a los poderosos que llegan allí en sus lujosos autos para adquirir esta preciada mercancía humana.

Publicidad

Existen casos en que un solo señor compra dos y hasta cuatro jovencitos para llevarlos a sus lujosas residencias, vestirlos con ropa de mujer, hacerlos danzar y coquetear para luego entrar en un frenesí sexual con ellos.