VIDEOS: Horribles imágenes del infernal incendio en cárcel de Tuluá

«Nadie se iba a volar, dejaron encerrado a todo el mundo, así, como sea, la gente se va a quemar», manifestaron asegurando, además, que fueron ellos mismos -los reclusos- quienes tuvieron que apagar el fuego y que «después llegaron los bomberos».

Publicidad institucional

La reyerta entre dos presuntos capos del narcotráfico se originó en uno de los patios de la vieja edificación de la penitenciería del municipio de Tuluá, al norte del departamento del Valle.

Imágenes exclusivas de SVCNoticias.com Recluso herido con arma contundente

Cada uno de estos capos tiene un séquito de seguidores, guardaespaldas y matones, originándose una gazapera donde utilizaron armas contundentes como machetes, varillas de hierro con afiladas puntas, las que fueron rompiendo los músculo y las carnes de los hombres involucrados en la cruel pelea.

Publicidad

Se calentaron los ánimos

Lo que comenzó en un patio como una pelotera de capos terminó contaminando gran parte del penal que está con sobrecupo, originando gazaperas en patios vecinos.

Imágenes exclusivas de SVCNoticias.com de otro herido

Alguien prendió fuego a uno o varios colchones del penal, provocando un incendio que fue tornándose incontrolable, conforme pasaban los minutos. Pronto, varios patios se convirtieron en un infierno.

Publicidad

No hay hidrantes

Todo indica, y así lo han corroborado los presos heridos, que al interior del viejo edificio, que permanece como hace 50 años cuando se construyó, no existen hidrantes de agua, ni equipos de emergencia que impidan cualquier conflagración.

Imágenes exclusivas de SVCNoticias.com horribles quemaduras en los pies
Publicidad

Un solo guardia

Presos de la cárcel de Tuluá , Valle, donde se presentó un incendio que ya deja 52 personas fallecidas, denunciaron, en conversación con Blu Radio, que al momento de la conflagración solo había presencia de parte de un guardia del Inpec y otras inconsistencias en medio de la emergencia.

Audio video cortesía de Blu Radio

Según relataron los presos, la emergencia comenzó sobre las 12:00 de la madrugada del pasado martes 28 de junio y generó pánico entre los internos.

«Llegó un solo guardia y se calmó todo, pero tenía una pipa de gas, entonces la gente se desesperó y empezaron a prender colchonetas. Como a las dos horas empezaron a subir guardias y quemaron como seis pipas más, entonces más nos ahogaron», aseguraron desde el interior del recinto penitenciario.

Imágenes exclusivas de SVCNoticias.com horribles quemaduras en las manos

De acuerdo a lo relatado por los reclusos a Blu Radio, ellos se encontraban dentro de sus respectivas celdas cuando ocurrieron los hechos que también dejan 26 personas lesionadas.

Publicidad

«Nadie se iba a volar, dejaron encerrado a todo el mundo, así, como sea, la gente se va a quemar», manifestaron asegurando, además, que fueron ellos mismos -los reclusos- quienes tuvieron que apagar el fuego y que «después llegaron los bomberos».

Imágenes exclusivas de SVCNoticias.com algunos de los muertos al interior de las celdas

«Si los guardias hubieran prestado atención, todo esto no hubiera pasado, se hubieran salvado todos porque todo se habría controlado», aseveraron.

Finalmente, según detalló el director del Inpec, ingenieros están evaluando si será necesario trasladar a los reclusos de los patios más afectados a otros centros penitenciarios. Sin embargo, afirman los reclusos, nadie les ha dicho nada.

“Hubo una llamada casi a la 1.20 de la mañana por un posible amotinamiento (…) Se verifica que hubo una quema de muchos colchones, y hasta el momento son cerca de 50 las personas trasladadas a centros asistenciales”, dijo a Blu Radio el portavoz de los bomberos de Tuluá, Marco Antonio Orozco.

La cárcel de Tuluá alberga a 1.267 reclusos, agregó el director del Inpec. Según las primeras versiones, el incendio comenzó después de la una de la madrugada y aunque los bomberos de Tuluá llegaron rápidamente para controlar el fuego, muchas de las víctimas murieron por inhalación de humo.