Nuevamente la Procuraduría requiere al acalde de Pitalito por incumplimiento del PAE

Medio año perdido en Pitalito, los niños sin raciones de alimentación, sin trasporte escolar y sin la gratuidad de la educación, no obstante el Ministerio de Educación girar os recursos para todos estos rubros.

Publicidad institucional

Uno de los dolores de cabeza de la administración municipal de Pitalito Huila, en cabeza del alcalde Edgar Muñoz Torres, lo constituye el Plan de Alimentación Escolar PAE, que desde el inicio de su mandato ha tenido tropiezos, tanto en su implementación a tiempo y ahora en su ejecución por parte de un operador que resultó ineficiente.

Este candidato aparece hasta en la sopa:

Publicidad política

En su primer año de mandato fue licitada con algún retraso, pero finalmente las raciones fueron entregadas a gota a gota en algunos planteles educativos, con algunos inconvenientes como lo denunciaron muchos padres de familia. En ese año la pandemia del Covid-19 fue el mejor argumento para explicar a la opinión pública las complicaciones.

Para el 2021, dos meses después de iniciado el calendario escolar y después de varios llamados por parte de la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación, el operador fue escogido por la Bolsa Mercantil de Colombia, entidad privada que hasta el momento es la que más transparencia y credibilidad tiene debido a los escándalos que se presentan cuando este multimillonario contrato es licitado.

Publicidad

Para el año 2022, también y de manera que no le ha explicado a la opinión pública, tardó dos meses en comenzar a operar el PAE, después de los consabidos llamados de la Contraloría General. Sin embargo, la Fundación Caminos y Senderos, ni siquiera pudo legalizar a tiempo el contrato y comenzó a suministrar raciones incompletas, convirtiéndose así en hechos cumplidos, tipificado como delito de prevaricato para el ordenador de gasto que pague esos suministros que se hayan hecho antes de la legalización del contrato y de expedir el Acta de Inicio.

Publicidad

Operador y secretario de Educación ineficientes

Fue tan precaria la operación de esta Fundación, sumada a la falta de un ejecutivo eficiente al frente de la Secretaría de Educación, pues la misma firma operadora denunció que en algunos planteles educativos del municipio no se contaba con la logística necesaria para poder llevar a buen término la ejecución del programa.

Todavía no conocemos el inventario de neveras, estufas, licuadoras y comedores en completo mal estado, que corresponde a la Secretaría de educación realizar su mantenimiento para poder que las operadoras preparen y conserven en buen estado los alimentos. El secretario de Educación, Carlos Alberto Martín Salinas, como Pilatos se lavó las manos diciendo que los rectores de colegios y presidentes de las juntas de Acción Comunal no le habían informado de esas anomalías. Incluso dijo a varios medios que había denunciado a entes de control para buscar responsables. No obstante, ni en fiscalías, ni en la Procuraduría existe información alguna de esas supuestas denuncias.

Publicidad

Finalmente, 6 meses después y a pocas semanas de entrar a vacaciones de mitad de año, el secretario de Educación anunció que habían declarado la caducidad del contrato con el operador y están a la espera que la Bolsa Mercantil de Colombia, asigne nuevo operador.

Llamado de la Procuraduría al alcalde

Este es el segundo requerimiento que le hace la Procuraduría General de la Nación al alcalde Edgar Muñoz Torres, por el incumplimiento sistemático del PAE en este municipio.

El 10 de junio la Procuraduría General de la Nación requirió al alcalde de Pitalito, Huila, Édgar Muñoz Torres, informar si actualmente la administración presta el servicio de alimentación escolar a los cerca de 11 mil estudiantes matriculados en las 152 sedes educativas del municipio. 

Publicidad

En desarrollo de una acción preventiva, la Procuraduría Provincial de Garzón, Huila, solicitó esa información ante las quejas recibidas por un aparente incumplimiento del operador contratado.

El órgano de control pidió al funcionario indicar qué medidas ha adoptado para garantizar el suministro de las raciones a los menores, mientras se reinicia la ejecución de un nuevo contrato.

El Ministerio Público señaló que es responsabilidad del despacho del alcalde “adelantar los procesos de contratación a que haya lugar para ejecutar en forma oportuna el PAE (…) y garantizar la prestación del servicio de alimentación desde el primer día del calendario escolar y durante la respectiva vigencia”, obligaciones que conllevan un desarrollo oportuno y eficiente de actividades relacionadas con la planeación contractual, financiera y técnica del programa, precisó. 

Sin embargo, todos estos llamados y requerimientos no parecen tener ningún efecto práctico para que ese programa sea ejecutado, y todos esos oficios remitidos al alcalde y publicados por la prensa, se quedan en solo eso, en noticia, pues llevamos medio año perdido sin que los niños tengan sus raciones de alimentación, sin trasporte escolar y este año sin la gratuidad de la educación, no obstante el Ministerio de Educación girar os recursos para todos estos rubros, deja al municipio de Pitalito como uno de los más cuestionados en esa materia.

Nunca antes en la historia de Pitalito, desde el inicio de la descentralización del derecho fundamental a la Educación, se había improvisado tanto y se habían presentado tantos incumplimientos en uno de los principales derechos ciudadanos, consagrado en la Constitución Política de Colombia.