Llegaron a Pitalito los 3 desaparecidos en México

La tarde del jueves 5 de mayo con las nubes encapotadas y la lluvia cayendo sobre los tejados de viviendas y edificios, como si aportaran lágrimas en solidaridad con las familias, los cuerpos llegaron a Pitalito.

Publicidad institucional

La tarde se tornó gris, producto de la lluvia que desde horas de la mañana cubrió todo el Valle de Laboyos, mientras las familias de los tres seres queridos desparecidos desde el año pasado en México esperaban ansiosos la llegada de sus cuerpos para brindarles el último a Dios. Para hacer el duelo, ese mismo que los mantuvo en la incertidumbre por varios meses esperando.

Publicidad política

Desaparecidos

Estos tres ciudadanos colombianos, todos oriundos del municipio de Pitalito se habían marchado para México en busca de perspectivas de trabajo y con la esperanza de un mejor futuro, ese que es esquivo no solo en Pitalito, donde el desempleo está por encima de los índices de medición del DANE, sino en todo el país.

Publcidad

Cuando llegaron al país del norte, según sus familiares reportaron que habían llegado bien y lograron engancharse a trabajar en diferentes estados de esa nación.

Publicidad

Sin embargo, pasados unos meses sus familias perdieron todo contacto con ellos y nada volvieron a saber, no obstantes llamas a amigos y conocidos en ese inmenso país, a las autoridades que nada sabían del paradero de estos hombres.

Publicidad

Desaparecidos

En las oficinas federales de México comenzaron a figurar los nombres de Juan Carlos Pérez Vega, Miguel Ángel Suárez y Edwin Andrés Molina Pérez como desaparecidos. Pero en este país al igual que en Colombia la lista es bastante voluminosa, pues según las autoridades el promedio de denuncias que reciben diariamente en esas dependencias federales es de 5. Algunos son encontrados vivos, pero la gran mayoría aparecen muertos y un gran porcentaje nunca aparece, y al igual que en Colombia las familias de estos desparecidos llevan muchos años esperando alguna noticia.

publicidad

En fosa común

Las familias colombianas tuvieron la suerte de encontrar a sus familiares muertos, enterrados en fosa común, en un pueblo del estado de San Luis de Potosí, en octubre del año pasado.

El siguiente calvario lo vivieron para lograr la repatriación de los cuerpos ante las engorrosas gestiones y trámites burocráticos que hay que surtir para lograr ese objetivo.

Los tres desaparecidos

Llegaron

Finalmente, la tarde del jueves 5 de mayo con las nubes encapotadas y la lluvia cayendo sobre los tejados de viviendas y edificios, como si aportaran lágrimas en solidaridad con las familias, los cuerpos llegaron a Pitalito.

Al ritmo de música ranchera y popular, el sonido de pitos y sirenas, de motos y vehículos, la caravana fúnebre recorrió varias calles céntricas de la ciudad, despidiéndose de sus familias, amigos y transeúntes que caminaban o estaban parados al ver y oír los ruidos de la música.