Que no cunda el pánico

Tiene miedo la clase política tradicional del País, que, por más doscientos años de historia constitucional, disfruto de las mieles y los beneficios que el poder otorga manejando a su antojo corruptamente al País.