Germán Calderón inscribió su nombre a la Cámara siendo servidor público

De acuerdo a eminentes jurisconsultos contactados por SVCNoticias.com los congresistas que resulten elegidos, y estén inmersos en lo estipulado en el artículo 179 de la Constitución Política, podrían perder sus credenciales, si estas fueren demandadas ante los entes correspondientes.

En un hecho insólito el candidato a la Cámara de Representantes por el Pacto Histórico por la circunscripción electoral del departamento del Huila, Germán Calderón, inscribió su nombre ante la Registraduría Nacional del Estado Civil, siendo funcionario público de la alcaldía municipal de Pitalito.

Publicidad
Publicidad

Revisadas las diferentes listas de los 32 departamentos del país, en ningún otro se encuentran funcionarios en ejercicio de sus funciones, inscritos para esta corporación legislativa, ni para el senado, siendo el Huila el único en registrar este fenómeno.

Funcionario nombrado por decreto

Mediante Decreto No 070 del 29 de marzo de 2021, el alcalde municipal de Pitalito, Edgar Muñoz Torres, nombró al abogado Germán Calderón como Asesor del Despacho del Alcalde, bajo el Código 105, Grado 3 de la Planta de Personal de la Alcaldía de Pitalito.

Publicidad

El funcionario recibió remuneración salarial hasta el 30 de diciembre de 2021, lo que indica que al inscribirse el 13 de diciembre para ser candidato, no solo estaba fungiendo como servidor público, sino devengando salario proveniente del estado.

Fue convocado a consejo de gobierno

El 4 de enero del año 2022, el alcalde Edgar Muñoz Torres, convoca un Consejo de Gobierno Ampliado, donde cita al abogado Germán Calderón a rendición de cuentas, en calidad de servidor público.

Renuncia

En fecha 7 de enero de 2022, el abogado Germán Calderón presenta carta de renuncia «irrevocable» a su cargo. Sin embargo, hasta la fecha no se conoce de la aceptación por parte del burgomaestre de los laboyanos.

Publicidad

Posibles inhabilidades

De acuerdo a eminentes jurisconsultos contactados por SVCNoticias.com los congresistas que resulten elegidos, y estén inmersos en lo estipulado en el artículo 179 de la Constitución Política, podrían perder sus credenciales, si estas fueren demandadas ante los entes correspondientes. (Contencioso Administrativo).

De igual manera, revisadas las diferentes sentencias administrativas por las cuales el Consejo de Estado ha declarado la nulidad de las credenciales de congresistas demandados por pérdida de investidura, en su gran mayoría obedecen al hecho de estar inmersos en lo estipulado en este artículo de la Constitución Política, y en la Ley 5 de 1992.

Publicidad

Riñe con la ética

Si bien la ley no impide que ningún ciudadano colombiano inscriba su nombre para aspirar a un cargo de elección popular, la legislación es clara en señalar las posibles inhabilidades que pueden tener al momento de resultar electos.

Pero en el caso específico del abogado Germán Calderón, hay gran extrañeza por haber inscrito su nombre a sabiendas de que correría el riesgo, en caso de ser elegido, que su credencial sea demandada. Más aún tratándose de un abogado en ejercicio de sus derechos, además de ser catedrático de la prestigiosa Universidad del Tolima, deja una sensación de no ser ético su proceder, pues el elector primario que confía en su buen nombre, resultaría a la larga engañado por quien a sabiendas que su inscripción podría estar inmersa en alguna ambigüedad jurídica, insiste en presentar su nombre para este cargo de elección.

Lo que dice el candidato

Para el abogado Germán Calderón, su aspiración e inscripción se ajusta al derecho y a la ética, pues él manifiesta en una carta con fecha 17 de enero de 2022, dirigida al Director de SVCNoticias, donde solicita el derecho a rectificar, que su proceder no riñe con los preceptos mencionados.